miércoles, 27 de febrero de 2008

Amor y Obsesión

La obsesión va más allá de cualquier sentimiento, raciocinio y madurez. La obsesión no sabe de altruismos, no sabe de eso de estar con alguien sólo por amor al arte, la obsesión siempre exige y demanda reciprocidad, la necesita; no la recibe por añadidura, es más; esta no conoce aquel término.

La obsesión además de cegarte te entorpece, la obsesión no te deja salir del círculo vicioso en el que puede haberse convertido ya tu relación, la obsesión mata el amor que el otro puede y debe o quizás debió sentir por ti, la obsesión no admite fracasos (aunque ya el entrar a un estado de obsesión en sí, es un fracaso por sí mismo), la obsesión detesta la soledad, no la necesita, no la quiere y la rechaza, la obsesión prefiere verte herida, disminuida y poco plena, por que te prefiere al lado de lo que considera “indispensable” en su vida.La obsesión te engaña y se disfraza de amor, la obsesión no acepta la decisión de un tercero, la obsesión quiere y desea que sólo tú termines ganando, la obsesión no respeta al otro y lo quiere para sí a toda costa, la obsesión te convierte en un ser que pierde valía, amor propio, autoestima… la obsesión te convierte en la negación del ser humano, en la negación de la mujer en toda plenitud.

El amor en cambio, da vida, la regenera y la vuelve a hacer vida, el amor respeta y no es egoísta, por lo tanto siempre respeta la decisión del otro aunque con esa te termine alejando de aquél, porque lo amas y deseas lo mejor para él.

El amor es admiración, aprecio y compartir, el amor busca primero el beneficio del amado y recibe amor (vaya que lo recibe) sólo por que así tiene que ser y no por y/o bajo exigencia, por que el amor no exige, no demanda, no condiciona.

El amor en contraposición de la obsesión, regala paz y acepta la soledad cuando esta tiene y debe de llegar, al amor no se le reemplaza, por que si amaste, no existirá nada ni nadie que te haga olvidar y desaparecer aquel sentimiento de tu ser, eso sólo llega con el tiempo pero no con otra persona.

El amor sabe darse su lugar y cuando uno ama está reivindicando su calidad de ser humano de amor y espiritualidad.

El amor deja ir con aprecio, paz y aceptación, por que el amor piensa siempre primero en el otro.

2 comentarios:

Chanita dijo...

es una delos mas bellos resumenes q he escuchado sobre el amor y la obsesion.. GRacias me ha ayudado demasiado

nAT dijo...

Me alegro mucho... de vez en cuando a mi también me sirve volverlo a leer!

Un abrazo!