domingo, 29 de junio de 2008

Yo y (sí yo primero) mi soledad


Ya no importa si no tenga con quien desahogarme o con quien compartir mis mejores momentos de optimismo... (que son muchos y plagan mi cotidianidad), ya no importa si no tengo a quien molestar, sermonear o escuchar... No me importa nada hoy por hoy, sólo me importa esa Natalia, esa unipersonalidad, universalidad, unipresencia en que se viene convirtiendo mi día a día.

Y hoy quiero estar sóla, y no hablo de amores, de placeres: de hombres, que de ellos se muy poco hace casi más de medio año... o sea, hablo en sentido general y no me importa ya si espanto a cualquiera que haya pretendido aproximarseme con ese afán de indagar acerca de mí con o sin intenciones "desinteresadas", es que (llámenme egoísta si así lo desean) hoy quiero ver exclusiva y unicamente por mí (y sí, también por mi familia), quiero dejar todo encausado, calmado y sano para luego ya embarcarme en esa mi aventura de desarraigo... que tanto me hace falta.

Fácil ¿no? y ¿cómo no sería fácil vivir aislada y sin problemas? ... sin contacto... sin complicar las cosas, suprimiéndome de ese afán de quedar siempre bien, cuidar las palabras, los modales, las miradas... viviendo a la espera de esa aprobación "social" de la que (lamento decirlo) hoy me cansé, llevándome a la necesidad de VACACIONES y muy "urgentes" y no por que hoy me de la gana de hacer lo que me cante o de prácticar actividades poco aprobadas socialmente o porque tenga ganas de vivir como hermitaño un par de años, ¡¡NO!!, la cosa no va por ahí... que, aúnque no parezca, sigo siendo adicta a ese "estúpido tradicionalismo" del que me hice seguidora, desde que mi madre empezara a enseñarme la etiqueta en la mesa, reuniones sociales, salidas y/o relaciones. Y ya sé que estoy empezando a sonar INCOHERENTE, aunque la verdad de todo se resuma en esa mi "complejidad" y "complicación". La que no sé si alguna vez sea comprendida por algún simple mortal. Y hablo de esa mi manera extraña y poco convencional de ver la vida, las relaciones y los afectos; esa que voy derramando por todos mis senderos y que va cobrando víctimas a cada nada, dejándome en el estado deplorable de victimaria victimada.

Por eso hoy decido; con una pena bien disimulada y bastante apaciguada, esconderme en mis dominios y vivir la vida a mi modo y sin dar explicaciones de nada y a nadie... aprobándome única y personalmente ¿para qué más?

6 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

Es f�cil vivr as� siguiendo caminos y atajos propios, sin pensar en m�s paso que el de uno.

Eso s� nunca va a faltar alguien que pregunte si vas mal, que por qu� andas as� preguntas, preguntas, juicios, juicios... pura inquisici�n sin una pizca de soluci�n, �para qu� No hay ning�n problema en realidad, salvo los curiosos.

nAT dijo...

Exacto... es fácil vivir así... y lo digo ya mismo en el post. Y bueno, alguna pizca de egoísmo no hace daño.

Ya andaba echándote de menos...

Slds y gracias!
nAT

Raulín Raulón... dijo...

¿Italia? Después de España 1982, representó para mí la máxima pasión posible en un torneo entre países. El equilibrio perfecto entre orden y candencia. Tenías a Tardelli, a Baggio, a Del Piero, a Pirlo, a Grosso... era mi equipo, pero disfrazado de azul. ¿Ahora?

Ahora nada, sólo los resto de Toni post-bundesliga, y el milagro contra Rumania. Es por eso que no pudo contra la furia, que de tantas decepciones y de tanto aburrimiento liguero, me había alejado de las apuestas.

No es por subirme al coche, pero justo al comienzo de la Euro, colgué en mi blog un viejo comercial español que traducía lo que sucedió en esta Euro, y ciertas cosas que sentía sobre España en las épocas de Raúl, de Caminero, de Hierro, de Luis Enrique, de Amor... esta vez, no hubo nariz rota...

nAT dijo...

¡¡¡te olvidaste de Baresi!!! (injusto lo tuyo) y bueno ahora me queda claro que nos unen las mismas razones al ser seguidores de Italia... que ya eliminada no me dejó más opciones que España... no podía ser otro el resultado.

Just dijo...

suerte!

nAT dijo...

Gracias!!
no se viene nada fácil ...

Slds!