martes, 17 de marzo de 2009

Llamado de emergencia para ¡Aniquilar mis Quejas!

No importa los estudios e investigaciones emprendidas, el caso sigue siendo el mismo... tampoco importan las circunstancias, personas o coyunturas: Finalmente siempre me quejo, ya sea en situaciones ¿meritorias? (como si fuera posible), con parejas, amigos, familia... pero vamos, por la santa paciencia que algunos nos falta... ¿quejarme estando sóla?

O sea... ya venía yo pensando "... Pero claro que entiendo mis quejas: simplemente ganas de llamar la atención, es decir ENGREIMIENTO TOTAL Y ABSOLUTO! ..." pero no... ¿quién me engríe en mi soledad? vaya camino que me espera...

Y ya una amiga me lo decía: "...Tas cagada...·", "... no pes mamita, si tienes frio: te abrigas, si tienes hambre: comes... como se nota que no tuviste un papá que te dijera: puta madre que hija más inútil he criado, ¿tienes frio? ¡abrígate pues cojuda! y deja de quejarte" sí sí suena incluso gracioso... aunque un tantillo cruel y maltratante, pero quizás al criarnos como estúpidas princesitas inútiles se logran resultados patéticos como este mismo que se encuentra escribiendo tan pero tan bien acerca de sí... y ya me ven con la misma cantaleta a cada nada (que lo he bajado, que lo he bajado)...

"... No pues Natalia, ya deja de quejarte... no siempre tendrás a alguien que haga las cosas por ti..." y es cierto, y lo sé y ya me ven arrepintiéndome después ante tantas varias caídas en lo afectivo: ¿Qué hombre podría aguantar queja tras queja, teniendo que sentir finalmente que además del hecho de llevar su propia vida, tiene que además cargar con el peso de satisfacerte en cada una de tus quejas, o sea: hacerte feliz?, ¿Quien aguanta?

Claro, la familia se queda... ellos te aman incondicionalmente... muy a pesar de resultarles tremendamente annoying.. y los amigos, LOS REALES; te bancan como a nadie, por que sí pues, "...Ellos son así ..."

En todo caso, el asunto es el mismo... mis quejas son mi tormento y aún sabiéndolo, ante cada mínima sensación de "cambios" ya sean sensitivos, hormonales, climáticos... etc... sigo con una capacidad de respuesta odiosísima...

Me espera un, espero no muy largo, camino... que, espero (nuevamente) e insisto: me lleve a la comodidad absoluta en donde desde muy adentro, aquellas estúpidas quejas "reclamonas de atención", desaparezcan o quizás siendo más realistas: se aminoren con los días.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen comienzo!!
Sabes cual es el problema ahora solo te queda hacer algo por remediarlo......no?

nAT dijo...

exacto!!!! vaya detalle!
besos,
Gracias!!

Anónimo dijo...

hola flaquita linda te me perdiste, bueno te mando un beso cuidate bonita lo mejor para vos guty

nAT dijo...

gracias guty!