viernes, 31 de julio de 2009

Cocinar ¿no se me dá?

Sería el título pesimista para una aprendiz de cocina... pero como yo, PESIMISTA no soy... decidí ir en contra del sueño frustrado de aprende a cocinar ...

Por supuesto las motivaciones son varias, y para qué entrar en detalle ahora... el tema, el caso es que hoy quiero cocinar y vaya que cuesta, por que cómo coños sabes si debes tener la carne a fuego lento, moderado o alto??? No pues eso no te lo dicen muchos y para colmo si tienes una madre que cocina como los dioses y peor al tanteo ¿cómo mierda me dice exactamente que cantidad utilizar de cada cosa? Bueno tu ya vez pues mamita, pruebas.... ¿PROBAR? ¿Yo? pero si a mi todo me sabe bien...

Ya se imaginan claro, las caras de mi padre y hermano, quienes por mejor hacer decidieron hacerle un bien a la humanidad (eso dicen) y darnos el descanso al no verlos más por las rutas del proletariado, al escuchar: Natalia va a cocinar... WHAT????????? obvio mi padre poco dice, total el siempre aunque en silencio apoyará las ganas de su hija, pero que hay con PP... no no, en su caso es distinto, más complicado, más jodido... "... ¿¿Natalia?? ¿qué? ¿Tú? ¿¿¿estás enferma???..." obviamente la cagadita de risa por un lado y la incredulidad de un éxito asegurado por otro.

Imagínense peor aún esa cara a mi segundo intento: Pues es que esta se lo tomó en serio.... "... Y a tí que te pasó?? tanto te ha cambiado la vida el novio que tienes???..."

Y aunque no sepa yo si es totalmente acertado dicho comentario, puedo afirmar que esas ganas mías de aprender a cocinar vienen acompañadas de algo más... es que resulta un tanto extraño, ver sólo a él cocinándome y nunca de la otra manera... y quizás tal vez, por que un espíritu competitivo acompaña nuestros días... sólo quizás por eso, es que no quiero que él sea el único responsable de nuestra alimentación... I mean: COME ON!!! soy peruana y el mundo tiene derecho de probar; aún sin pisar suelo patrio, nuestra sabrosa comida (que para eso estoy aprendiendo).

3 comentarios:

P dijo...

La vida es esto. Prestémosle atención a los
detalles. Al calorcito humeante del pis, a sacar la basura, a viajar apretados
en colectivo. Si no disfrutamos eso, ¿qué nos queda?

markin dijo...

Mujeeerr; qué pesar para ti. Lo imagino. pero, haz como todo, si lo otros saben, porque uno mismo no puede hacerlo. Cosa de tiempo, y de quemar algunos platos antes del resultado final.

Al final, todo se aprende, aunque alguno un poco tarde.

Qué mejor motivación que el amor.

chau,

nAT dijo...

exacto P...
y sí Markin, que mejor inspiración que el amor! Vamos pa' adelante