martes, 23 de junio de 2009

My best friend's wedding

Lejos de parecerse mi historia a la de aquella película (thank god) los sentimientos de alegría y entrega son casi semejantes...

G se casó y verlo aquel día tan radiante y feliz me hizo feliz, lo quiero mucho y es como el hermano casi mayor, por que lo reconozco... la mayoría de veces se porta como uno menor, que nunca tuve... (por su puesto, pp cubre el lado del hermano menor).

Por supuesto de además de ir (o tratar en todo caso) súper linda y a tiempo, había que lidiar con el tema de ser testigo... hacer una petición y verse siempre segura y radiante... Las bodas siempre son eso y quizás precisamente por ese tiny detail, hoy por hoy la idea de verme envuelta en dicho sacramento me enerva y para los pelos... a pesar de eso ver a G tan comprometido con aquella ceremonia me devolvio un poquito la esperanza en tan venido a menos sacramento.

G, lo mejor del mundo para ti y A; los quiero a los dos: ¡Amense más cada día!
nAT
junio 09

2 comentarios:

Anthony dijo...

No entiendo por que la gente se casa.

Pero si son felices, muchos exitos.

Saludos

nAT dijo...

y si! es lo que importa ;)