viernes, 29 de agosto de 2008

A ese rostro en blanco

Cada vez que me acuesto lo pienso un poco a él, al que aún no sé quien es. Cada vez que estoy por dormir, lo imagino a mi lado, mirándome, cuidándome, amándome (amándolo). Cada vez que me hundo entre mis sábanas (frazadas, edredones... ¡Por dios que está haciendo frio!) lo siento a mi lado.

Así me duermo, con la sonrisa en los labios y con esa paz que (por ahora) su rostro en blanco me puede dar. Así despierto y siempre con su abrazo envolvente ... perfecto, diciéndome muy bajito y al oído: "... levántate, falta tiempo aún para que finalmente la vida nos ponga uno al frente del otro..."

3 comentarios:

Just dijo...

yo no podria dormir si me pongo a pensar en esas cosas.

LOBO INQUISIDOR dijo...

De acuerdo con Just.. al dormir deja tu mente en blanco, no pienses.. solo deja tu ventana abierta (cerrada pero sin cortinas o persianas).. para que una estrella fulgiente venga a ti sin que te des cuenta! Vas a estar bien.. lo se!

choche dijo...

esta bueno el blogger ah ya q kuentas tus kosas personales ya sea de tu trabajo ya q es bueno escribir lo q uno siente asi komo este humilde servidor me despido chau haber si vistas mi blogger